Noviembre, 2023. FUNADEH, USAID y Cargill de Honduras a través de su programa de Responsabilidad Social Empresarial «Prosperando con nuestros clientes», concluyeron con éxito la segunda fase de la iniciativa Rapi-Chicken.

Este proyecto destinado a fortalecer la economía de hogares en condición de vulnerabilidad, ha resultado en la creación de 14 nuevos emprendimientos liderados por mujeres, que no solo reciben oportunidades para generar ingresos, sino formación en gestión empresarial, además, de kits de emprendimiento con todo el equipo, mobiliario y herramientas para la venta de comida a base de pollo.

Dentro del proyecto Rapi-Chicken se proporcionan 40 horas de capacitación técnica en preparación de alimentos, centradas en recetas basadas en el Pollo Norteño. De manera simultánea, se ofrecen 52 horas de formación en habilidades empresariales por parte del equipo del Proyecto GÉNESIS, abordando temas clave como administración, mercadeo, contabilidad, finanzas, legalización y modelos de negocios por parte del equipo técnico. Cargill de Honduras, a través de esta iniciativa, realizó una inversión de $25,000.00, contribuyendo así a la generación de ingresos en 14 hogares distribuidos en comunidades como Sector Cofradía, Casa Quemada, Brisas del Valle, Col. Satélite, Col. Suazo Córdova, Sector Rivera Hernández, Sector Ticamaya, Chamelecón y Col. Guillén en la ciudad de San Pedro Sula.

El Ingeniero José Mario Reyes, director del Proyecto GÉNESIS de FUNADEH, destacó: “A través del emprendimiento, no solo creamos oportunidades para las emprendedoras, sino que también fomentamos la cohesión familiar y el desarrollo económico local, potenciando así la generación de empleo a nivel comunitario. Nuestros emprendedores y emprendedoras necesitan estas alianzas para potenciar sus negocios, ya que apoyando la microempresa fomentamos empleo y riqueza en nuestro país.”

Es importante destacar que con este nuevo grupo son 33 emprendedoras que se han beneficiado en primera y segunda fase del proyecto, y que Cargill estará financiando una tercera fase por un

monto de $60mil dólares, con lo que se llegará a un nuevo grupo de 38 emprendedoras que sumarán un total de 71 beneficiarias de Rapi-Chicken en varios sectores de la zona norte.

“En Cargill la diversidad e inclusión está presente en todo lo que hacemos porque tenemos como valor poner a las personas primero. De ahí es que fomentamos actividades que ayudan a crear condiciones igualitarias de oportunidades no solo a interno, sino que también ampliamos nuestros esfuerzos a las comunidades donde operamos” menciona Farid Kattum, gerente de Cargill Proteína Honduras.

Por su parte, Liliana Barahona, Gerente de Responsabilidad Social Empresarial de Cargill en Honduras, indica que “En Cargill, estamos convencidos de que cuando las mujeres tienen la oportunidad de obtener ingresos, sus familias y sus entornos prosperan, porque ellas están en el corazón de sus comunidades y son un vínculo fundamental entre las familias y el desarrollo económico y social del país”.

En un acto especial bajo el proyecto Rapi-Chicken se están entregando kits de emprendimiento al nuevo grupo de 14 beneficiarias y realizando la firma de convenio de cooperación para un nuevo grupo de 38 mujeres emprendedoras que estarán en proceso de capacitación e implementación de sus negocios familiares en los próximos meses.