Tegucigalpa, febrero 2024. Este año, con humildad y gratitud, celebramos un hito significativo: 50 años, Caminando Juntos. Bajo el lema “No Nos Cansemos de Hacer el Bien” (Gálatas 6,9), reflexionamos sobre el profundo compromiso que nos ha llevado a seguir el ejemplo y el llamado de Jesús, el Buen Pastor, a servir a la humanidad y difundir el mensaje de amor y compasión. Que se manifiesta en la niñez, juventud y familias más vulnerables.

En este viaje de 50 años, hemos caminado juntos, Iglesias Cristianas en sentido amplio y World Vision Honduras, con el objetivo común de acoger e incluir a los más vulnerables en nuestra casa común. A través de la formación y capacitación de nuestros miembros y comunidades, la provisión de recursos necesarios y la colaboración en iniciativas conjuntas, hemos trabajado incansablemente inspirados por el encuentro transformador con Jesucristo.


Caminando Juntos, brota de nuestra Misión, como instrumentos de vida, “Seguir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, trabajando por los pobres y oprimidos para promover la transformación humana, buscar la justicia y testificar las buenas nuevas del Reino de Dios”.

Expresamos nuestra profunda gratitud hacia las Iglesias Cristianas por su generosa respuesta y apoyo a lo largo de estos años. Los 50 años, Caminando Juntos, son el resultado de nuestra misión compartida de seguir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, trabajando por los pobres y oprimidos para promover la transformación humana, buscar la justicia y proclamar las buenas nuevas del Reino de Dios.

Por eso, queremos agradecer a las Iglesias Cristianas a través de este encuentro: su cariño, confianza y oración durante los 50 años que han tenido para con nosotros. Donde Cristo sigue siendo el mayor protagonista de esta historia de amor.
World Vision Honduras es una confraternidad internacional de cristianos cuya misión es seguir a nuestro Señor y Salvador Jesucristo trabajando con los pobres y oprimidos para promover la transformación humana, buscar la justicia y dar testimonio de la buena noticia del Reino de Dios. Durante 50 años, World Vision Honduras ha servido y contribuido a las comunidades más vulnerables de nuestro país, estamos comprometidos para transformar las vidas de los niños, las niñas, adolescentes y jóvenes.